lunes, 23 de diciembre de 2013

Andalucía no negará la reproducción asistida a mujeres lesbianas y solteras


Rechaza el criterio de la "mujer estéril" porque vulnera la ley al discriminar a mujeres por su estado civil u orientación sexual.


María José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía
Andalucía no va a excluir a ninguna mujer lesbiana o sin pareja que necesite recurrir a un tratamiento de fertilidad para ser madre. La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta, María José Sánchez Rubio, se mostró "absolutamente en contra" de la modificación de los criterios de acceso a las técnicas de reproducción asistida que ha introducido el Ministerio de Sanidad, y que pasan por incluir el requisito de la esterilidad, porqueconsidera que vulnera la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, que señala que la mujer podrá ser usuaria o receptora de las técnicas reguladas con independencia de su estado civil u orientación sexual.



La consejera insistió en que Andalucía mantendrá la reproducción asistida en los mismos términos en los que lo venía haciendo, ya que no hacerlo supone "una vulneración de los principios de igualdad porque en la práctica las mujeres sin patología y sin pareja masculina quedarían excluidas". Para Sánchez Rubio el diagnóstico previo de la esterilidad representa un "criterio restrictivo" que a la larga provocará que las personas que quieran someterse a una de estas técnicas y que tengan dinero puedan hacerlo a través de la sanidad privada, mientras que las que las que no tengan recursos suficientes no podrán optar a los mismos a través de los servicios públicos. La "racionalidad del gasto" que alega Sanidad no justifica un cambio en el que parece que prima "un criterio ideológico", según la responsable andaluza de Igualdad.
La Junta de Andalucía no ha variado su postura respecto al asunto, que se abordó por primera vez en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud del pasado mes de julio. El anuncio entonces de que la esterilidad iba a ser determinante para acceder a los tratamientos de fertilidad desató un aluvión de críticas entre las asociaciones LGTB y los colectivos de madres solteras, que entienden que se deja fuera de la financiación pública a lesbianas y mujeres sin pareja que pueden ser fértiles pero que necesitan acudir a estos tratamientos para tener un hijo.
Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, ha aumentado notablemente el número de mujeres que accedieron a los servicios de reproducción asistida, aunque no detalla cuántas de ellas son lesbianas o solteras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario