domingo, 9 de junio de 2013

Rajoy coloca en el Constitucional a Enrique López, opositor al matrimonio igualitario, y culmina el giro conservador del alto tribunal

El Gobierno ya tiene el control absoluto del Tribunal Constitucional, después de que se haya procedido al relevo de los dos miembros cuyo nombramiento corresponde al Consejo General del Poder Judicial (entran uno conservador y uno progresista). El Tribunal Constitucional pasa así a no sólo disponer de una mayoría conservadora (algo ya ocurrido en épocas pasadas) sino que incorpora a personas de un perfil político fuertemente vinculado al PP. Entre ellos, Enrique López, uno de los azotes del matrimonio igualitario.


Enrique López y Pedro González-Trevijano son los nuevos miembros del Consitucional nombrados por el Gobierno, que sustituyen a Manuel Aragón y Pablo Pérez Tremps. González-Trevijano, actual rector de la Universidad Juan Carlos I, es un catedrático de marcado perfil conservador, que puede comprobarse en los numerosos artículos de opinión que ha escrito para el diario ABC. Su nombre sonó en su día como uno de los posibles ministros de Educación en el Gobierno de Mariano Rajoy. Pero si hay un nombre que llama la atención ese es el de Enrique López, personaje muy próximo a Federico Trillo y colaborador habitual de la fundación FAES, que cuando fue miembro del Consejo General del Poder Judicial defendió un informe que descalificaba de forma rotunda el matrimonio entre personas del mismo sexo, que llegó a comparar a este con la zoofilia o los tríos (la comparación fue eliminada de la versión final del informe ante las protestas). López también defendió en su momento a la jueza homófoba Laura Alabau. El PP, de hecho, lleva años queriendo convertirlo en miembro del Constitucional. En junio de 2010 la mesa del Senado rechazó su candidatura al no tener por aquel entonces los 15 años de experiencia que exige el cargo, tras lo cual el PP, a regañadientes, propuso otro candidato.
Enrique López no será el único miembro del Constitucional con un pasado explícitamente opuesto a la igualdad LGTB. Recordemos que ya forma parte del Constitucional Francisco Hernando, también a propuesta del PP, y que también votó a favor del referido informe. Hernando, eso sí, actuó con gran honestidad profesional al renunciar voluntariamente a participar en la discusión del recurso del PP contra el matrimonio igualitario, resuelto en noviembre pasado tras siete años de espera, por ese mismo antecedente.
Por lo que se refiere a los nuevos miembros del Constitucional nombrados por el Consejo General del Poder Judicial, se trata del progresista Juan Antonio Xiol y del conservador Santiago Martínez Vares, magistrados del Tribunal Supremo. Sustituyen a Pascual Sala y a Ramón Rodríguez Arribas, hasta ahora presidente y vicepresidente del Constitucional, respectivamente.
Decisiones previsiblemente favorables al Gobierno
La nueva composición del Tribunal Constitucional hace altamente improbable que a partir da ahora este emita pronunciamiento alguno contrario a los intereses del Gobierno, al menos en los temas de más relevancia política y social.
Especial interés tendrá observar que hace el Constitucional con la vigente ley del aborto, aprobada en la anterior legislatura y recurrida por el PP. Un recurso que este partido se ha mostrado muy interesado en mantener, pese a la promesa de cambiar la ley por vía legislativa. El actual Constitucional puede tener la tentación de declararla inconstitucional utilizando argumentos (la inconstitucionalidad expresa de una ley de plazos, por ejemplo) que no solo darían el golpe mortal a la actual legislación, sino que bloquearían la posibilidad de volver a reformar la ley en un sentido más progresista en caso de que el PP pierda la mayoría parlamentaria en el futuro. Será, sin duda, un buen test de hacía donde se dirige la democracia española.
Rajoy, el hombre más poderoso de España desde la dictadura
Cabe destacar, en cualquier caso, que con el cambio en el Constitucional Mariano Rajoy se convierte en el hombre con más poder acumulado en España desde la dictadura. Rajoy controla las Cortes con una sólida mayoría absoluta, su partido (sobre el que también ejerce control absoluto) gobierna la mayoría de las comunidades y ayuntamientos en España, y a través de nombramientos de personas afines controla el Tribunal Constitucional y en pocas semanas se hará además con el control del Consejo General del Poder Judicial, órgano de gobierno de los jueces. Por no mencionar un panorama mediático desequilibrado a su favor, al menos por lo que a prensa escrita y televisión se refiere, aunque esa es ya otra historia… 


No hay comentarios:

Publicar un comentario