martes, 19 de marzo de 2013

Adriano Antinoo denuncia públicamente la incitación a la transfobia en el diario ABC

El pasado 16 de marzo, ABC de Sevilla publicó una noticia donde critica a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía por seguir financiando las intervenciones de reasignación genital en época la crisis. El texto, que lo firma Mercedes Benítez, reconoce que no ofrece datos oficiales y  está cargado de gran ambigüedad y una terminología incorrecta, inadecuada y vejatoria. Desde Adriano Antinoo, denunciamos públicamente estos hechos y exigimos a ABC de Sevilla que rectifique de inmediato esta publicación por estar cargada de datos erróneos e incitar a la transfobia.
Indicador de la Unidad de Transexualidad e Identidad de Género del Hospital Carlos Haya de Málaga, a la que ABC se refiere erróneamente como Unidad de Trastorno de Género

El diario ABC de Sevilla publicaba el pasado sábado una noticia cargada con tintes transfóbicos y  datos erróneos. El texto, firmado por Mercedes Benítez, realiza una crítica hacia el sistema público de salud de Andalucía por mantener en su cobertura los tratamientos necesarios para adaptar en las personas transexuales sus características físicas a su identidad sexual, que no se corresponde con los genitales que les han sido asignados de nacimiento.



Ya en el título, se hace una referencia del importe máximo que cuesta una intervención quirúrgica de reasignación genital, 30.000 euros. En este punto ya caben varias matizaciones. En primer lugar, no utilizan la terminología adecuada para designar este tipo de operación, denominándola de cambio de sexo. Por otra parte, este importe corresponde al de la intervención de mayor cuantía de esta tipología. A todo ello, es de recibo informar de que un mínimo porcentaje de personas transexuales necesitan de esta intervención.  Anteriormente a la Ley de Identidad de Género que aprobó el gobierno de Zapatero, una persona transexual necesitaba de esta intervención para poder modificar oficialmente su nombre en el DNI, lo que provocaba que muchas mujeres y hombres transexuales pasaban por el quirófano para conseguir que se reconociera socialmente su verdadera identidad. 



En relación a este tema, Benítez resulta imprecisa y vacía de credibilidad al comentar textualmente que "aunque la Consejería de Salud no ha facilitado datos de lo que cuesta cada operación de cambio de sexo, fuentes consultadas por ABC aseguran que estas intervenciones son muy caras". Desde Adriano Antinoo, exigimos que aclaren de que fuentes se trata, así como esa ambigüedad de que son operaciones caras. Las intervenciones de reasignación son complejas, al mismo tiempo que una necesidad vital para las personas transexuales que no pueden convivir con la genitalidad impuesta en su nacimiento que no no coincide con su identidad sexual.



Otro de los comentarios, que además de falso resulta vejatorio, es cómo establece una relación comparativa entre la diferencia de coste de dicha intervención si se practica en una mujer o en un hombre. Esta señora comenta que "es más barato pasar de hombre a mujer que a la inversa", y atenta de nuevo contra la realidad al definir a la vaginoplastia como "construir a un hombre la vagina de una mujer". La vaginoplastia es una intervención donde se reconstruye el órgano genital femenino en una mujer transexual que en el nacimiento le vino impuesto órganos genitales masculinos, y no a la inversa. Y ni cabe decir, que una mujer transexual lo es desde que comienza su vida, por lo que el sexo nunca se puede cambiar.



No nos cabe ninguna duda de que este artículo insta directamente a la transfobia, dando a entender que las coberturas del Servicio Público de Salud de Andalucía, el pionero en atender a las necesidades de las personas transexuales, son un lujo que no nos podemos permitir, y que en época de crisis, se ha abusado de este servicio. Nada más lejos de la realidad. Además de no facilitar datos reales, utilizar expresiones incorrectas, incluso para definir a la Unidad de Transexualidad e Identidad de Género del Hospital Carlos Haya, a la que Benítez se refiere como Unidad de Trastorno de Género para darle un carácter patológico a la transexualidad.


Desde Adriano Antinoo, denunciamos este hecho y exigimos que el Diario ABC se disculpe públicamente y que rectifique estas informaciones falsas, vejatorias, así como el ánimo de crear en la opinión pública una falsa alarma de que los tratamientos en las personas transexuales suponen una importante inversión presupuestaria y jugar con la identidad sexual de las mujeres y hombres transexuales. 

Puedes consultar la noticia en el siguiente enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario