martes, 26 de febrero de 2013

Comienza el juicio en Sudán a nueve hombres que fueron arrestados y golpeados por ser considerados homosexuales


Ha comenzado en Jartum el juicio contra nueve hombres que fueron arrestados y golpeados por la policía mientras celebraban una reunión privada en casa de uno de ellos, un conocido cantante sudanés. Según la policía los reunidos fueron denunciados por los vecinos, indignados por su vestimenta, pero activistas LGBT niegan tal punto.


La policía acusa a los hombres de cometer actos indecentes, en concreto vestir ropas femeninas o encontrarse en ropa interior, cosa que los detenidos niegan. La defensa ha protestado durante el juicio por el tratamiento sensacionalista que los medios sudaneses están dando al caso, presentándolo como una “boda gay”. Desgraciadamente los contenidos homofóbicos son frecuentes en los medios del país africano, y activistas locales por los derechos humanos sostienen que este caso está siendo usado para impartir una lección pública sobre el supuesto carácter inmoral de los homosexuales.

La ley sudanesa castiga las relaciones homosexuales con penas que van desde latigazos y encarcelamiento hasta la pena capital, pero incluso en el mejor de los casos sus vidas se verán perjudicadas para siempre: perderán sus empleos y se verán rechazados por sus familiares y entorno.


Tabloide ugandés publica los nombres de supuestos homosexuales

Sin movernos de África, la publicación sensacionalista ugandesa Red Pepper ha vuelto a desvelar una lista de supuestos "reclutadores gays", que incluye nombres y fotos. El tabloide ya ha publicado artículos homófobos y listas similares en otras ocasiones, presentando a homosexuales como corruptores de menores. Otras publicaciones locales (como Rolling Stone y The Onion, que nada tienen que ver con sus homónimos internacionales) han venido publicando listas parecidas, hasta tal punto que hace dos años un juez dictó sentencia de forma definitiva prohibiendo a los medios de comunicación de Uganda a desvelar la identidad de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (sentencia aparentemente ignorada).

En Uganda las relaciones homosexuales son ilegales, y reina además una fuerte homofobia social. Aún se encuentra en proceso de tramitación en el Parlamento el proyecto de ley que persigue endurecer el tratamiento penal de la homosexualidad, contemplando penas de cadena perpetua para las personas que mantengan relaciones homosexuales, así como la persecución de aquellas personas u organizaciones que den cobertura a las personas homosexuales. También considera la pena de muerte para los homosexuales infectados por VIH que mantengan relaciones, o cuando se establezca que ha habido “violación”. A pesar de que algunos informes aseguraban que la pena capital se había retirado de la propuesta normativa, la realidad es que aún continúa apareciendo en el borrador del proyecto de ley de acceso público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario